Un Giro como un perro verde

Source: Velonews

Hoy tendríamos que haber vivido una etapa mítica, con la carrera italiana subiendo por primera vez el Gavia y el Stelvio. Dos colosos de este deporte en la misma jornada. Y sin embargo nos hemos quedado sin nada, ni siquiera el Tonale y otro puerto improvisado de la zona como aperitivos del final en alto. Mañana, como mucho, final en las Tres Cimas de Lavaredo. Y gracias, porque si tuvieran que encarar algún descenso, con una sensación térmica muy inferior a 0, más de uno se podría quedar por el camino.

Se han evitado las imágenes del la Milán-San Remo y el bochorno de ver a más de la mitad del pelotón echando pie a tierra, o plantándose y subiendo a paso de burra, ocupando la carretera cuan ancha es, como en el Mont Cenis. Pero también nos han apagado la tele cuando venía lo mejor de la película, la temida y esperada, por ciclistas y aficionados, tercera semana del Giro.

La carrera empezó con Cavendish ganando al sprint y Sky arrasando en la CRE.  Hasta ahí lo previsto. Luego llegó Paolini y se llevó el doblete: etapa y maglia rossa en el Giro de su debut. Tiene 36 años. Para entonces ya habían empezado las rarezas, como ver a Ryder Hesjedal, dorsal número uno, atacando como si no hubiera mañana en un puerto de segunda.

Enrico Battaglin, ciclista en edad amateur del Bardiani, se llevaba una dura etapa de repechos de más de 240 kilómetros el mismo día que empezó a flaquear Bradley Wiggins, el gran favorito. 17 segundos perdió, un síntoma de lo que vendría después,  pero que en aquél momento quedó en una mera anécdota. Que si la caída le había pillado, que si fue un despiste.

Degenkolb ganó después en un no-sprint, que sucede cuando se caen todos los que van en cabeza menos uno, que es el que gana. En esta se cayeron todos menos dos, y Degenkolb, en prodigiosa remontada, un sprint de 700 metros, fulminó al  corredor del Bardiani que marchaba a por la segunda victoria consecutiva del equipo.

Cavendish volvió a ganar, pero al día siguiente llegó la debacle para el gran favorito. Un tiempo infernal hizo perder a Wiggins 3 minutos en Pescara, culpa de su miedo a los descensos sobre mojado, bajando peor que el más negado de los juveniles. Un calvario del que no iba a recomponerse y que iba a terminar con el gran favorito en casa antes de tiempo. Hansen ganó la etapa y suma una etapa en el Giro a su palmarés, junto con la Ster Elektrotoer, el campeonato de Australia contrarreloj y el Grand Prix Bradlo. Todo un salto cualitativo.

Source: cyclingquotes.com

Wiggins, que hasta ahora había sufrido, llegaba a la contrarreloj de 55 kilómetros con la intención de recuperar el tiempo perdido y dar un golpe a la general. En su plan estaba cimentar su victoria final en estos 55 kilómetros. No solo no machacó a sus rivales, sino que ni siquiera ganó la etapa. Un pinchazo y la actuación de su compatriota Alex Dowsett, ciclista hemofílico que lejos de las islas británicas solo había ganado el Tour de Poitou-Charentes, le amargaron el día. El de MoviStar, ciclista de pista, brilló como nunca en una contrarreloj de 55 kilómetros y muy dura, incluso con un repecho final con porcentajes de dobles dígitos.
Nuevo diluvio universal el día siguiente, etapa para Belkov y batacazo para Ryder Hesjedal, dorsal 1 y uno de los favoritos, que se descolgó en un puerto de tercera  y mostró unas flaquezas queen días posteriores, con puertos de más entidad, iban a terminar por mandarle a casa.

Fuente: esciclismo.com

Cuando parecía que el Sky cogía el toro por los cuernos, dominando el pelotón como han hecho en estos 2 últimos años, poniendo su ritmo machacón fue Urán el que saltó a por la victoria en Altopiano di Montasio. Las máscaras volaron y la verdad empezó a salir a la luz. Wiggins no estaba y el líder era otro.

En Vajont la etapa se la jugaron Navardauskas y Oss, compañeros de grupeta, de esos que tardan 30 minutos más que el vencedor en las etapas de alta montaña. El lituano algo más capaz con la carretera hacia arriba y se impuso al rockero italiano. Volvería a ganar, o eso  pensó él, en Vicenza, dónde no se enteró de que Visconti andaba por delante y alzó los brazos al ganar el sprint con una prodigiosa arrancada. Otro ciclista de prodigiosa fuerza, el melenudo Betancur, había hecho lo propio cuando ganó Hansen días antes. Y Pozzato también hace un par de meses en la Roma Máxima.

Otras dos victorias para Cavendish antes de encarar el rocanrol final, la segunda de ellas para bajarla de Youtube y guardarla en la carpeta de “mejores sprints”:

En Bardonechia ganó Santanbrogio, exgregario de Evans al que metió bastante tiempo junto con Nibali, que le cedió la victoria en ese absurdo gesto que parece definir a grandes campeones.

El día después tocaba la mítica subida al Galibier, por primer vez en el Giro. Y si sigue siendo mítica, desde luego no será por la etapa que ganó Giovanni Visconti. Escalador por un día, fue el más fuerte de una fuga plagada de escaladores y el pelotón apenas le recortó tiempo, aunque a pie de puerto solo tenía 2 minutos y medio. El hecho es que el pelotón decidió tomarse con calma los  más de 50 kilómetros de etapa y la misma, ya corta de por sí, quedó en casi un espuerzo de sprint para arriba donde ni si hicieron diferencias ni fueron capaces de coger al renacido italiano. El final estaba situado 4 kilómetros más abajo de lo previsto, a la par de la estatua dedicada a Pantani.

Visconti en las rampas del Galibier.

Fuente: EFE

Para seguir con las rarezas Intxausti ganó un sprint a tres a los gregarios Niemec y Kangert. Una etapa preciosa de ciclismo, con 240 kilómetros de recorrido. Un puerto de segunda eliminó a Santambrogio y dejó un grupo de 20 con lo más selecto del pelotón para jugarse la etapa. Los gregarios, libres por un día, buscaron su gloria y en un grupo donde también iba Gesink y que tuvo una avería, el vasco logró su primera victoria profesional con un sprint inteligente que casi fastidia por mirar repetidamente hacia atrás.

Para completar el triplete de Movistar, Visconti volvió a ganar en una etapa similar a la anterior, con otro puerto, esta vez menos duro (hasta Cavendish se emperró en intentar llegar con los de cabeza) en el que atacó y sacó 30 segundos de diferencia. Vista la experiencia del día anterior, donde los ataques subiendo y bajando no sirvieron de nada y los cortes se hicieron en el llano, nadie quiso hacer nada ante la situación que provocó el italiano. Una vez abajo, ataques y más ataques, pero ningún equipo se organizó para dar caza a Visconti. Navardauskas fue segundo y pese a ello levantó los brazos.

Y la última jornada disputada hasta ahora, una cronoescalada o contrarreloj con subida más bien,Nibali arrasó y arrebató la victoria a Samuel Sánchez. El Giro se le va a quedar corto al asturiano. Debacle para Evans que casi fue doblado por Nibali, y eso que salió 3 minutos antes, Santanbrogio continuó con su hundimiento y Betancur y Majca, los mejores jóvenes, siguieron peleándose en una igualadísima disputa que por desgracia, como el resto de luchas que quedaban en este Giro, han sido cercenadas por el mal tiempo.

Esta será la última semana del Giro.

Ya por la noche de ayer se supo que no subirían el Gavia ni el Stelvio. Y hoy hemos sabido que mañana tampoco se subirán Costalunga, San Pellegrino ni Giau. De la terrible última semana del Giro de siempre quedará una etapa con final en alto, en Lavaredo, al más puro estilo de la Vuelta a España.

Para rematar, positivo de Di Luca. Por EPO, la gasolina que hizo volar a los ciclistas de una época que debiera quedar enterrada, pero la rabia no muere porque el perro sigue vivo. A sus 37 años volvió el 27 de abril y fue cazado el 29 del mismo mes. Y nunca más volveremos a verlo encima de una bicicleta, aunque nos hayamos pegado el gustazo de verlo estas 3 semanas. El muy cretino nos la ha vuelto a jugar.

10 claves para la temporada 2013

Para los despistados que durante el invierno desconectan de las noticias del mundo ciclista, aquí va un resumen de noticias importantes de cara a la temporada 2013.

1. El Rabobank ya no existe. Tras el escándalo USADA-Armstrong el banco holandés decidió quitar su nombre del equipo ciclista, así que cuando veamos a los Gesink, Gárate, Luisle y compañía no será vestidos de naranja, blanco y azul, sino con el nuevo maillot del Blanco Pro Cycling Team. Otro que ha quitado el nombre ha sido Nissan, que ya no compartirá nombre del equipo con RadioShack y Nissan.

2. La empresa Liquigas desaparece como patrocinador principal del equipo italiano y Cannondale toma el relevo. El nuevo equipo, el Cannodale Pro Cycling Team, pierde a Vincenzo Nibalo que correrá en el Astaná.  Peter Sagan se verá en un nuevo escenario, el de tener que liderar en solitario al equipo. Las grandes clásicas serán sus objetivos y esta será una temporada clave para el que puede convertirse en un ciclista para la historia.

3. Los que lo dejan. No volveremos a ver en el pelotón a ciclistas como Grischa Niermann, George Hincapie, Jeremy Hunt, Michael Barry, Dimitry Fofonov, David Moncoutie,Frederic Guesdon, Julian Dean, Alexandre Vinokourov o Leonardo Bertagnoli. Todos ellos, rozando la cuarentena, han abandonado el ciclismo profesional. También lo ha hecho Carlos Barredo, que tras su enredo con el pasaporte biológico ha decidido colgar la bicicleta.

4. El fin de una tradición. 2013 será la primera temporada en la que el Euskaltel corra con ciclistas extranjeros. La necesidad de puntos UCI para asegurarse la categoría World Tour empujaron al equipo dirigido ahora por Igor González de Galdeano ha tomar esta decisión. Además, el equipo se ha desvinculado de la Fundación Ciclista Euskadi, por lo que la figura de Miguel Madariaga es ajena ahora al equipo ciclista.

5. No más monumentos italianos en sábado. La Milán San Remo y el Giro de Lombardía se correrán este año en domingo, el 16 de marzo y el 6 de octubre respectivamente. Los argumentos de los organizadores son princilamente 2: mayor seguridad en las carreteras (menor circulación los domingos y más facilidad para los policías) y  mayor cobertura global televisiva.

6. Algún gran movimiento. Además del ya mencionado fichaje de Nibali por el Astaná, el fichaje más importante de esta temporada ha sido la incorporación de Cavendish al Omega Pharma. Demasiado gallo en el corral británico que ha empujado al sprinter a Omega, donde compartirá galones con Tom Boonen. Otros fichajes relevantes: Fuglsang y Guardini se incorporán al Astaná, Daniel Oss al BMC, Pozzato al Lampre, Capecchi y Smyzd al Movistar, Juanjo Lobato al Euskaltel, Kiserlovsky al RadioShack, Roche, Breschel y Kreuziger al Saxo Bank y Juan Antonio Flecha al Vacansoleil.

7. ¿Paz en Sky? Parecía que la bicefalia del equipo británico había terminado con los nuevos planes para 2013: Wiggins al Giro y Froome al Tour. Sin embargo, las últimas declaraciones del británico y su intención de defender su título han creado un nuevo terremoto en el mejor equipo de la temporada 2012 y parece que este año el debate estará sobre la mesa. Nada es definitivo por ahora y queda mucho para el Tour, aunque parece que quedan varios episodios de este culebrón ciclista.

8. El ciclismo vuelve a grandes escenarios. Algunos puertos famosos volverán a ser ascendidos durante 2013, como Alp D’Huez, con un doble paso, y el Mont Ventoux en el Tour, las Tres Cimas de Lavaredo en el Giro, además del Gavia, el Stelvio y el Galibier, o el Angliru en la Vuelta a España. La cruz de la moneda, una vez más, el Kapelmuur. Este año tampoco se subirá a la capilla más famosa del ciclismo mundial, ya que Oudenaarde volverá a acoger el final del Tour de Flandes y se volverá a repetir el triple encadenado Oude Kwaremont-Paterberg.

9. El ciclismo español, en estado crítico. Andalucía perdió su licencia Continental Profesional, por lo que ya solo son 3 equipos (Movistar, Caja Rural y Euskaltel) los que correrán en las dos principales categorías del ciclismo mundial. Un dato muy negativo y que con la desaparición continua de carreras deja al ciclismo de nuestro país en un lugar mucho peor del que se merece por historia.

10. El Katusha, sin licencia World Tour. A falta de su apelación al TAS, a día de hoy el equipo de Purito Rodríguez no tiene una licencia World Tour, por lo que dependerá de las invitaciones de los organizadores para participar en las carreras de la máxima categoría ciclista. De la misma manera, esto supone que Argos Shimano, por primera vez, sí es poseedor de dicha licencia y podrá participar, por primera vez, en el circuito profesional de máxima categoría del ciclismo.

Wiggins se anima, ¿y ahora qué?

Ganando el Tour del año pasado la carrera deportiva de Bradley Wiggins tocó techo. Había conseguido lo que todo ciclista sueña cuando da sus primeras pedaladas. Y una vez conseguido, a otra cosa, a buscar nuevos horizontes. El Giro iba a ser su nuevo objetivo: una carrera que en 2013 no presenta las etapas salvajes de la época Zomegnan y en la que la competencia será mucho menor. O en otras palabras, no estará Contador. Wiggins al Giro, Froome al Tour. No más broncas por pinganillo ni malas caras en el hotel.

Pero ayer saltó la sorpresa con unas declaraciones a Radio 5 live de la BBC. Ha cambiado la idea y ahora quiere defender su maillot. Según Sutton, la decisión la ha tomado después de verse fuerte en sus primeros entrenamientos. El recorrido poco propicio y la competencia se han esfumado de su cabeza y una palabra ocupa ya sus pensamientos, cuando faltan 7 meses para el inicio de la carrera: ganar. ¿No es acaso algo inherente al espíritu de los ganadores su mentalidad de sobreponerse a cualquier adversidad?

Ahora el problema es para el equipo y así lo declaró Wiggins sin ningún pudor: “Is Dave’s problem”. Un marrón de categoría tener que correr con dos hombres capaces de ganar el Tour cuando ahora ninguno de los dos se sacrificará por el otro. Algo que en el ciclismo moderno solo funciona si uno de esos dos líderes es Contador, el único capaz de luchar contra los rivales y contra los compañeros. Está por ver como gestionará la situación el Sky, un equipo que es cualquier cosa menos anárquico, donde todo está controlado y donde ahora tendrán que verse en la tesitura de presentarse en la salida del Tour con dos posibles ganadores y que la carretera decida o intentar convencer a uno de los dos.

Y qué tendrá que decir de todo esto Froome, que se quedó en el Sky por la promesa de liderar al equipo en el Tour 2013 (también por dinero, claro) y que ve como en diciembre la que pudiera ser su gran oportunidad está comprometida. Visto que el año pasado dejaba de rueda a su líder, ni Wiggins ni el equipo tiene legitimidad alguna para llamarlo a luchar a las trincheras. Tiene aptitudes de líder y se ha ganado el derecho a tener una oportunidad. Y también es británico, por cierto.

Normalmente en ciclismo todo lo que se habla en diciembre hay que cogerlo con pinzas. A día de hoy, Wiggins quiere defender su amarillo. No sabemos si es una decisión meditada, un calentón después de verse fuerte en los entrenamientos o una bravuconada de un tipo obstinado al que de la noche a la mañana se le ha puesto entre ceja y ceja repetir su logro del año pasado. El problema es ahora del equipo. Y la solución, ninguna parece fácil.

El nuevo ciclo empieza con sorpresas en el Euskaltel

Deia.com

La separación de la Fundación Euskadi y la entrega del poder absoluto a Igor González de Galdeano abrieron  un nuevo ciclo para Euskaltel, con mayor apoyo de la compañía telefónica (más dinero) y un patrocinio considerablemente largo, hasta 2016. Un total de 40 millones de euros invertidos. Pero, como si de un rescate financiero se tratara, la troika naranja impone que hay que estar en el World Tour y, por consiguiente, hay que reclutar los puntos UCI necesarios para ello.  Biciciclismo adelantó el nombre de 7 de los nuevos ciclistas que formarán parte del Euskaltel 2013

Y ante la imposibilidad de volver a fichar a los ciclistas vascos con puntos, la única solución ha sido buscarlos en corredores de fuera. La tradición (llamarle filosofía no es correcto ni adecuado ni para el Euskaltel ni para el Athletic ni para nada que no sea Filosofía con mayúsculas), iba a quedar echada por tierra. El primer nombre que sonó fue el de Jure Kocjan,  un esloveno de 28 años, rápido y que podía cumplir dónde prácticamente ningún otro ciclista del equipo puede. Pasable. El segundo, Ricardo Mestre, un portugués ganador de la Vuelta de su país, buen vueltómano y sólido tampoco desentonaba. Puede ser un corredor que apoye a Samuel, Antón o Nieve en los puertos.

Otro que nombre que sonaba con fuerza, y hoy se ha confirmado, era el de Lobato. Este podía hasta ilusionar, un sprinter con calidad, con victorias y, sobre todo, con proyección. De hecho, de los 7 fichajes anunciados hoy, el único que ha fichado por más de un año, por dos. El ruso Alexandr Serebryakov, un joven sprinter de 25 años y algún buen resultado, también puede ser medianamente ilusionante.

La decepción viene con Andre Schulze y Radochla, el primero un ciclista de 38 años y el segundo de 34, con pasado en el Festina y el Coast y que aporta 1 punto al equipo. El otro ciclista esloveno incorporado por el Euskaltel Robert Vrecer, tiene 32 años y 7 victorias en 2012. Una incógnita. Y lo que más duele a la afición es que especialmente ninguno de estos tres parece que vaya a dar mejor rendimiento que Txurruka, por ejemplo. La última incorporación ha sido la del marroquí Tarik Chaoufi, ganador del UCI África Tour y, por ende, considerado el mejor corredor del continente. Una última sorpresa y un paso más en cuanto a exotismo, después del fichaje del ciclista griego de nombre irrecordable, Ioannis Tamouridis.

Eso sí, la realidad es que entre los 7 fichajes suman 35 victorias en 2012, por 8 de todo el equipo naranja junto. Otra cosa es ver cómo rendirán estos ciclistas en carreras de máxima categoría, que son las que aspira correr el conjunto ahora dirigido por Igor González de Galdeano.

Plantilla del Euskaltel 2012:

Igor Antón (1983)

Mikel Astarloza (1979)

Jorge Azanza (1982)

Pello Bilbao (1990)

Ricardo García (1988)

Gorka Izagirre (1987)

Ion Izagirre (1989)

Mikel Landa (1989)

Egoi Martínez (1978)

Miguel Mínguez (1988)

Mikel Nieve (1984)

Juanjo Oroz (1980)

Rubén Pérez (1982)

Adrián Sáez de Arregi (1986)

Samuel Sánchez (1978)

Romain Sicard (1988)

Pablo Urtasun (1980)

Gorka Verdugo (1978)

Jon Aberasturi (1989, Orbea)

Gari Bravo (1989, Caja Rural)

Tarik Chaoufi (1986)

Jure Kocjan (1984, Team Type 1)

Juan José Lobato (1988, Andalucía)

Ricardo Mestre (1983, Carmim-Prio)

Steffen Radochla (1978, Team NSP-Ghost)

André Schulze (1974, Team NetApp)

Alexander Serebryakov (1987, Team Type 1)

Ioannis Tamouridis (1980, SP Tableware)

Robert Vrecer (1980, Vorarlberg)

Team Sky 2013: todo a una carta

guardian.co.uk

El equipo que el pasado Tour de Francia se mostró tan abrumadoramente dominador como el US Postal de Armstrong da un paso más con la remodelación del equipo. Con la reciente salida de Mark Cavendish ya no habrá esa pelea entre dos gallos tan distintos como Cavendish y Wiggins para llevar al Tour hombres afines a sus intereses. La apuesta es clara: el Sky luchará por las generales de las grandes vueltas en 2013. Y, aprendiendo de la mala experiencia de este año, con la liebre corriendo más que el galgo, Wiggins y Froome se repartirán Giro, Tour y Vuelta con el fin de no coincidir. Wiggins ya ha mostrado su intención de correr el Giro, por lo que la Grande Boucle sería el objetivo principal de Froome.

Para ello, y en un ciclismo moderno donde el equipo es algo tan primordial, los fichajes han ido encaminados a adquirir buenos gregarios. Ciclistas con motor que puedan adecuarse al sistema de entrenamientos de Brailsford y demás científicos del deporte del Team Sky, capaces de convertir a un pistard culo-gordo como Wiggins en un ganador del Tour y a gregarios como Richie Porte o Michael Rogers en auténticos torpedos cuesta arriba. Kiriyenka, Cataldo, David López o Rasch son ciclistas sólidos y con experiencia que suman a un conjunto de gregarios ya fuerte de por sí.

La incorporación de Jonathan Tiernan-Locke, la sorpresa del ciclismo mundial en 2012 y ganador del Tour del Mediterráneo, del Tour du Haut Var y del Tour of Britain pretende ser un impulso más para el ciclismo británico que continúa sacando buenos corredores y no ha dejado escapar la ocasión de incorporar a un ciclista con un gran motor que puede aportar mucho al equipo.

También han fichado talento bruto, dos jóvenes americanos de 21 años Dombrowski (ganador del Giro sub23) y Boswell (segundo en la Lieja sub 23). Dos incorporaciones con objetivos a largo plazo y que interiorizando los valores del equipo, brillarán en el futuro.

La baja más sensible, la de Flecha puede entenderse en clave de dar más galones a Edvald Boasson Hagen, subcampeón del mundo en Valkenburg y capaz ya de liderar al equipo en las clásicas. Unas clásicas en las que contará con la ayuda de Geraint Thomas, prácticamente inédito en la temporada de carretera 2012, pero que como si de un fichaje se tratara, en 2013 le dará una marcha más al equipo. La baja de Cavendish, por su parte, restará al equipo un gran número de victorias y presencia en los sprints y algunas clásicas llanas, vacío que intentará suplir Bernard Eisel, lugarteniente y pseudo niñera del excampeón del mundo.

Todo esto en un equipo que ha anunciado que despedirá a los corredores que no firmen un documento declarando que no se han visto envueltos en asuntos de dopaje en el pasado ni en el presente. El Sky ha sido uno de los principales abanderados del ciclismo limpio, con su líder Wiggins haciendo duras declaraciones, a veces hasta rallando lo maleducado, con aquellos ciclistas o equipos involucrados en asuntos de dopaje.

Esto va muy en serio (Rabobank deja de patrocinar al equipo ciclista)

El Rabobank no estará presente en la temporada 2013. Con esta noticia nos hemos despertado hoy. De sopetón,  la mayor estructura ciclista del pelotón, uno de los equipo punteros del World Tour y una de las formaciones decanas del ciclismo abandona de la noche a la mañana y deja de patrocinar a los Gesink, Mollema, Luís León Sánchez y compañía. Las razones oficiales las encontramos en este comunicado oficial, con frases tan lapidarias como “no estamos convencidos de que el mundo del ciclismo profesional internacional puede hacer que este deporte sea un lugar limpio y justo” o “este informe lo dice todo”, sobre el documento de la USADA. En la rueda de prensa posterior han añadido otras perlas como “no tenemos confianza en el ciclismo, ni en que se limpie en un futuro cercano” o “el informe de la USADA es la gota que colma el vaso”.

No hay que olvidar el procedimiento abierto por la UCI contra su corredor Carlos Barredo, por violaciones en el pasaporte sanguíneo. Ni que Leipheimer, uno de los testimonios clave en el dichoso informe, fue el líder del Rabobank durante varios años.

Rabobank seguirá pagando los salarios del equipo World Tour hasta 2013. O lo que es lo mismo, les da igual tirar el dinero con tal de no poner su nombre en los maillot de un equipo ciclista. La estructura se refundará bajo una nueva asociación, que no llevará el nombre del banco. Seguirá al estilo del High Road en 2007. Seguirán patrocinando a los Sub-23 y al equipo de ciclocross (Van Der Haar puede estar tranquilo), y al equipo femenino, con el que tienen firmado un contrato hasta 2016.

Simbólicamente es una noticia devastadora. Un equipo que fue despojado de un Tour a 3 días para el final (hubiera sido su primer y único Tour de Francia) o que sobrevivió a los escándalos del Festina y la Operación Puerto, no se baja del barco por cualquier nimiedad. 17 años de patrocinio ciclista, un retorno publicitario difícilmente calculable (y sino pregúntese por qué tendríamos que conocer el nombre de un banco holandés) y un compromiso adquirido en un país como Holanda, con tradición, con afición y, sobre todo, con mucha cantera ciclista.

Si los que dudan son los propios patrocinadores, el problema es serio. No hay ciclismo sin patrocinio y, hasta ahora, los patrocinadores han mostrado su confianza absoluta. Esto puede crear un efecto dominó. Si la empresa Rabobank no se fía, ¿por qué tendría que hacerlo Movistar, Radio Shack, Cannondale o Ag2R? El informe de la USADA ha conseguido su objetivo, derribar a Armstrong. Pero para ello ha sembrado una duda sobre todo el ciclismo. Al fin y al cabo es lo que dice su informe: silencio en el pelotón sobre el dopaje sistemático y violación constante de las normas antidopaje. Si se toma el informe de la USADA como verdad irrefutable del ciclismo y, lo que es peor, como descripción del presente y no del pasado, ¿quién querrá patrocinar un ciclismo así?

Evidencias, injusticias y consecuencias

Con la publicación del documento de la USADA parece que ha salido a la luz “la verdad”, en mayúsculas, sobre el ciclismo. O, por lo menos, la verdad de ese ciclismo de mediados y finales de los noventa y el primer lustro del nuevo milenio. Armstrong se dopaba, es el gran titular, aunque en este caso el subtítulo es aún más devastador: junto con el director de su equipo Johann Bruyneel y los médicos formaba una especie de troika (ahora que está tan de moda la palabra) que organizó el mayor red de dopaje conocida hasta ahora en el mundo del deporte. Eso es lo que dice la USADA.

Como la verdad nunca es absoluta y quien escribe no tuvo la oportunidad de estar con Armstrong en la caravana de su equipo ni en su hotel, solo podemos basarnos en lo que dicen unos y otros. La versión de la USADA ya está más o menos resumida en el primer párrafo. La de Armstrong se puede resumir en tres palabras: todo es mentira. Pero, como seres pensantes, hay que buscar las razones de unos y otros para intentar poner un foco de claridad en este asunto tan oscuro.

Armstrong afirma, no con poca razón, que muchos de los que le acusan lo hacen movidos por un sentimiento de venganza, odio y resentimiento. Mientras el tejano de Austin mantenía su trono de leyenda del ciclismo, Hamilton o Landis eran tratados como delincuentes, menospreciados, desterrados del deporte y la sociedad. Otros que han salido a denunciar el dopaje son sospechosos de hacerlo por beneficio propio, ya sea en forma de libros (Millar) o en forma de promoción personal en el mundo del ciclismo (Vaughters).

Sin embargo, otros que le acusan (hay tantos, que podemos sacar varios perfiles de acusadores) poco o nada tienen que ganar con esto. Es el caso de Danielson, Leipheimer, Michael Barry, Zabriskie o, el más sorprendente, el amigo y el gregario, el sprinter que se convirtió  en escalador por ayudar a su líder, George Hincapie. Y es que, inequívocamente, el testimonio de estos últimos vale bastante más que el de los citados anteriormente. Dándole vueltas, lo único que, por ahora, han sacado de todo esto ha sido perderse los Juegos Olímpicos de Londres, y la aceptación de una sanción de 6 meses. Y, lo que sostienen, es exactamente lo mismo que Hamilton y Landis, en definitiva, lo que dice la USADA.

Entonces, el debate se centra en despojar a Armstrong  de sus victorias o no. Dado que la Justicia, también la deportiva,  se basa en el principio de igualdad y que, ya que la USADA denuncia una utilización sistemática del dopaje en el ciclismo, cualquier ciclista es proclive a tener una investigación y un documento inculpatorio de mil folios que le quite todos sus logros. Y, sin embargo, es Armstrong el único que ha tenido tal honor. Y teniendo en cuenta de que quitándole los 7 Tours a Armstrong éstos irían a parar a ciclistas con un expediente nada ejemplar, dejar las victorias desiertas parece la única solución. Aunque al mirar el palmarés la imagen del Tour y del ciclismo sea nefasta. Eso si, pensándolo bien, si todos se dopaban y ganó Armstrong, lo hizo en igualdad de condiciones. Es decir, de manera relativamente justa.

Otro de los aspectos a destacar es que la USADA se atreve a meterse donde otros no lo han hecho. No es casualidad el papel que juega España en la trama del US Postal y Lance Armstrong. En España se esconden para doparse, los médicos dopadores son españoles, Bruyneel proviene de la ONCE, donde utilizaban “los mismos productos, o más”,… España es una de las “x” de la ecuación que destapa la USADA.  Y lo repite varias veces, la “ONCE tenía un sistema similar”.  Y el Kelme, aunque no lo mencione. Y tienen que venir los americanos a decirlo.